Colegio Profesional de Antropólogos de Lima y Callao Colegio Profesional de Antropólogos de Lima -

Colegio Profesional de Antropólogos de Lima - CPA Lima

LA PROSTITUCIÓN informal:
problema urbano de salud pública


El autor Antonio Rengifo Balarezo
Antonio Rengifo Balarezo
rengifoantonio@gmail.com
Sociólogo, profesor invitado a la Maestría en Epidemiología, Facultad de Medicina, UNMSM. Lima-Perú. 1997/2000
Artículo publicado originalmente en la Revista Peruana de Epidemiología. Vol 13 No 2 Lima, agosto 2009.
http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/epidemiologia/v13_n2/pdf/a10v13n2.pdf
La versión actual tiene algunas modificaciones.

Una propuesta de solución.

La prostitución pública no es un mal necesario sino una terapia social. La mismas meretrices o “tiernas pajaritas de la noche” –como las llama García Márquez-, dicen que los hombres acuden donde ellas para desfogarse, y es cierto. Imagínense como sería nuestra sociedad si no hubiera ese desfogue de los impulsos sexuales represados y cariños efímeros para conjurar la soledad y el estrés. La liberalidad sexual imperante no ha contrarrestado a la prostitución. Ni la modalidad delivery o por internet ha mermado la prostitución informal o callejera.

En la prostitución lo único de malo, si lo hubiera, es que entraña el riesgo del contagio de varias enfermedades; entre ellas, el SIDA, el virus de hepatitis B (VHB) y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), que se transmite entre las personas por contacto con sangre u otros fluidos corporales (como semen y secreciones vaginales) de una persona infectada. En tal sentido, la prostitución es un problema de salud pública, sobre todo, cuando su ejercicio es callejero o informal. Siendo así que resulta incontrolable aún con una vigilancia epidemiológica especializada y con represión policial y municipal.

En el mercado prostibulario hay que proteger tanto la oferta como la demanda. Sobre todo, a las “tiernas pajaritas de la noche”. Ellas se merecen una atención sanitaria de la mejor calidad en forma gratuita y oportuna, brindándoles todas las facilidades del caso. Tanto por ellas como por todos nosotros que conformamos la sociedad. Ante una epidemia todos somos iguales, todos estamos en riesgo.

Ya no están los tiempos para concebir la prostitución como un problema policial, o represivo moralmente a través de la religión cristiana o cualquier otra. Nunca más deben presentarse los cuadros de cacerías nocturnas de meretrices en la vía pública para luego conducirlas a las comisarías en jaulas motorizadas, similares a las perreras cuando se hacen campañas antirrábicas. Hasta los animales tienen una sociedad que los protege...

En diversas sociedades y épocas han pretendido erradicar a la prostitución y nunca lo han logrado. Existen innumerables antecedentes. Un ejemplo ilustrativo. El rey de Francia en 1719 intentó erradicar o “liberar” a su país de la prostitución; mediante una ordenanza real lanzó una redada y capturaron a las prostitutas. Fueron trasportadas en barcos que las condujeron desterradas a la Louisiana y otras colonias en el Caribe, al otro lado del océano Atlántico. Hoy en día Paris es una ciudad cosmopolita y atractiva para las meretrices nativas de Francia y de diversa procedencia, especialmente de Europa del este y de Africa. Con el gobierno de Sarkozy se prohibió tajantemente el proxenetismo y la migración clandestina.

La necesidad de renovación urbana de Lima implica planificar el comercio prostibulario, zonificando los servicios públicos. La instauración de las llamadas zonas “rosas” en Lima, se justifican, sobre todo, por el control sanitario. Lima ahora es tan extensa que sugiero la ubicación en cada zona de expansión urbana con fácil acceso. Las llamadas Zonas “rosa” serían una especie de enormes supermercados o templos fragantes y coloridos consagrados al placer, muy higiénicos con todos los servicios integrados; entre ellos, el servicio de médicos infectólogos y laboratorios bien equipados para la vigilancia epidemiológica.

En el diseño deben intervenir urbanistas, epidemiólogos, publicistas y sociólogos. La fisonomía del espacioso edificio debería ser carnavalesca. Hay que tener presente que sería un mercado de ilusiones en donde se permiten ciertas licencias necesarias y beneficiosas para la sociedad. Donde la vida en esos momentos sea exultante. La dignidad del megaproyecto de lupanar amerita un extraordinario arquitecto: Rodolfo Tisnado, uno de los peruanos de mayor éxito profesional en el extranjero con obras en diversas partes del mundo e integrante del equipo que diseñó el palacio del parlamento europeo en Estrasburgo. (r.o.d.o@wanadoo.fr ). O el precoz urbanista Miguel Romero; quien diseñó Villa El Salvador cuando tenía 22 años de edad. (corporacion@suyo-urbanistas.com)

El megaproyecto referido, no sería una novedad; puesto que en el siglo XVII ya hubieron visionarios utópicos que plantearon una especie de templo prostibulario con su reglamento de trabajo y funciones para controlar la difusión de la sífilis en Paris. Ellos fueron el escritor Nicolás Edme Restif de La Bretonne (1743-1806) y el arquitecto Claude-Nicolás Ledoux (1736-1806). El plano de Ledoux tiene la planta en forma de un falo.

Aimaras den la ciudad de Puno
Tomado de la revista HISTORIA TEHEMATIQUE No. 102 Paris, juillet-aout 2006. p.55.- PROSTITUTION L´histoire du plus vieux métier du monde.
Des lupanars de Pompéi aux los Sarkozy.

Añado más sugerencias. Para preservar su intimidad, a Las tiernas pajaritas de la noche se les ornará con nombres alusivos a las flores; Magnolia, Hortensia, Azucena, etc; estarán registradas y asociadas, con sus derechos sociales reivindicados. Nadie será discriminado y todos respetados. También se debería formalizar el trabajo de los llamados fletes, una forma de prostitución masculina. Así como también, a Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGTB+)

Ah! por ultimo, que no se llame Zona “rosa”, pues se sobreentiende que es una zona y tampoco rosa ni rojo, sino un nombre emblemático con la palabra verde. Porque después de cada desfogue, no necesariamente con una meretriz, todos reverdecemos. El verde está asociado a la alegría de vivir. Y no es para menos; “Ají verde” fue el nombre de un antiguo prostíbulo en el Callao regentado por una Madame, lo que le daba categoría… Ahí se bailaba con los discos de la inmortal orquesta cubana “Sonora matancera”. Los parroquianos concurrían elegantemente vestidos y todos se comportaban con suma camaradería, sin la atmósfera represiva de sus hogares. Únicamente se permitía el ingreso a los que conocían el santo y seña. ¡Eran otros tiempos!

Finalmente, quiero dejar enfatizado que la prostitución es un asunto muy complejo y nadie tiene la última palabra. Pero eso sí, las enormes desigualdades sociales contribuyen a convertir, sobre todo, la prostitución infantil no en un asunto de interés familiar, sino en un problema público. El turismo sexual está en auge en el mundo y las víctimas indefensas y de mayor riesgo son las niñas y los niños de los países pobres de todo el mundo. Por deducción, ya sabemos quienes son los victimarios . Este problema hay que encararlo con un planteamiento político que escapa a los alcances del presente artículo.

El mortífero problema de salud pública permanece soterrado. Sin embargo, Iquitos esta próxima a convertirse en una ciudad endémica de SIDA y en otras ciudades de nuestro país las cifras son alarmantes. La alcaldesa de Lima mencionó, aunque algo tímida, una zona “rosa” en su campaña electoral. Recordemos al otrora candidato a la alcaldía de Lima, Humberto Lay, arquitecto y pastor evangélico, en su primera postulación a la alcaldía, también mencionó una zona “rosa”. Parecería que nuestro primado de la iglesia católica aún conserva un gran poder de disuasión.

Quisiera que se dieran cuenta de la necesidad de dignificar a las trabajadoras sexuales para servicio de los sectores populares; que, por lo demás, convertiría en realidad la metáfora de un bolero cantado por Daniel Santos: Virgen de medianoche cubre tu desnudez. Así mismo, la idea expuesta de un megaproyecto de lupanar, como una medida preventiva, no es una utopía. Como ya lo dijo Julio Verne, el gran visionario: Todo lo que una persona puede imaginar, otros pueden hacerlo realidad.

inspecciones médicas a prostitutas
Un tema tan delicado como las inspecciones médicas semanales que tenían que pasar las prostitutas para ejercer su profesión es tratado con la mayor naturalidad por el pintor Toulouse-Lautrec (1864-1901). El cuadro: Dos mujeres en la inspección médica data de 1894. Disponible en el libro: “Henry de Toulouse-Lautrec. Galería fotográfica. Obras, lugares, modelos”
http://www.aloj.us.es/galba/MONOGRAFICOS/LAUTREC/index.htm

  • Requisitos
  • Para la incorporación de un Antropólogo al CPALC será necesario:

    · Dos copias legalizadas del título profesional.
    · Recibo de abono por S/.500.00 Nuevos Soles (quinientos nuevos soles).
    · Certificados legalizados de estudios de la carrera.
    · Certificado de ser egresado de la Universidad Respectiva.
    · Hoja de vida

    Los miembros del CPALC, serán registrados en un Padrón Único, que será llevado por el Consejo Directivo CPALC, debiendo éste emitir el respectivo diploma de Colegiación y demás credenciales y distintivos.

    El Decano tomará el Juramento de Honor al nuevo afiliado al entregarle el citado Diploma de Colegiación, en ceremonia especial.

  • Beneficios
  • Consultas
  • Membresía